¿Qué es la ideología?

por | IDEOLOGÍAS

No hay política sin conflicto, sin choque entre valores. En política, las decisiones no es un tema de verdad o mentira sino una cuestión de preferencia por un valor o principio.

Ideología

Ideología

Estos choques no tienen solución, sino respuestas coyunturales. La política necesariamente es conflicto. No hay solución definitiva. El presidente ostenta el poder, el uso legítimo de la fuerza. Ostenta el poder legítimo, la autoridad, debido de las elecciones, las votaciones. Obtiene una legitimación. Y es, mediante otros poderes públicos quién está al mando de solventar los conflictos de la sociedad.

La ideología es un mapa mental que simplifica la realidad. Normalmente los ciudadanos no suelen acudir a los programas electorales. Las ideologías sirven para simplificar la realidad política y para intuir los valores de los partidos políticos. Las ideologías jerarquizan valores y ayudan a posicionarnos.

Las ideologías en muchas ocasiones se mueven de una posición a otra en diferentes coyunturas políticas haciéndolas la mayoría de las veces ambiguas e incongruentes. Hay algunas que llegan a unirse por muy dispares que parezcan. En momentos de crisis, por ejemplo, pueden tomar como punto común el Estado, el nacionalismo, etcétera. Lo definitorio en las ideologías es que no hay acuerdo. Existen una serie de conceptos disputados. Conceptos como democracia, justicia, libertad, Estado, individuo. Son conceptos sobre los que hay discusión y disputa.

También existen ideologías que se definen así mismas como anti políticas. Han intentado eliminar la naturaleza conflictiva de la política mediante un valor superior que predomina, sobre todo, como por ejemplo, en el caso del nazismo, la raza. Trata de ocultar los dilemas porque no tienen solución. Pero en el caso de nazismo, lo que predomina es la raza. Y la nación en el caso del fascismo. Si se elimina o se oculta el dilema, se elimina la decisión y queda la gestión. La política se reduce al mínimo. Por ejemplo, también en la tecnocracia, existe un valor que ya está tomado, una decisión tomada. Se gestiona con una decisión tomada de antemano. Incluso en las democracias, por ejemplo, en la pandemia. En las democracias liberales se hace de forma coyuntural. Además, existe un lenguaje cotidiano peyorativo en el concepto de ideología. En el decir, ideologizado, se supone que está sesgado, fanatizado. Existen otras ideologías tipo realistas, pragmáticas, etcétera., que emborronan el concepto de ideología.

La Revolución Cultural china, 1960

La Revolución Cultural china, 1960

Vamos a recurrir a 4 elementos y componentes sobre las ideologías: la primera idea sería la ideología como pensamiento político (que pretende darnos herramientas para describir la realidad), sin embargo, la ideología no busca solo describir la realidad sino cambiarla. Busca mover una acción, o inacción. Provocar un resultado. La segunda idea es la ideología como conjunto de creencias y valores. Qué es la justicia, libertad, etcétera. Está impregnada de estos conceptos. La tercera idea sería que utiliza un lenguaje racional pero también otro tipo de formatos, símbolos, mitos, música, etcétera. La cuarta idea sería ideología como elemento de cohesión como creación de comunidad de valores, de socialización política. La mayoría de las ideologías tienen una idea determinada de comunidad, aunque no sea la misma.

El papel de los pensadores sería otra idea, la quinta digamos. Para algunas ideologías es fácil identificar a los padres fundadores. Que intentan describir la realidad para posteriormente cambiarla. La ideología tiene mucho que ver con autores, pero hay algunas que es difícil identificar algunos cánones de autores.

En ciencias sociales hay pocas leyes. El teorema de Thomas (William I. Thomas) alega que lo que los seres humanos toman como realidad es real en sus consecuencias, tiene consecuencias reales. Pero da igual si es real o no, lo que importa son sus consecuencias. Hay realidades sociales y políticas que puede no corresponderse con una realidad. Puede que el libre mercado absoluto sea un mito, pero el hecho de que haya personas que lo crean lo convierte en realidad. El hecho, por ejemplo, de que haya personas que crean que existan naciones o dioses, tiene consecuencias reales. Las ideologías buscan crear cosas.

El concepto de ideología surge en la Revolución francesa de la mano de un político aristócrata y revolucionario francés, Destutt de Tracy. Propone que la ideología es la ciencia de la vida, pero se decanta por la ciencia de las ideas. Las ideas ciertas seguras que ayuden al avance de la ilustración, que nos ayuden a progresar. Napoleón empieza a utilizar a estos ideólogos como no realistas, sino como idealistas.

El marxismo hizo mucho por extender el concepto de ideología en dos sentidos. La ideología sería parte de la falsa conciencia. La ideología se ubicaría en la superestructura. Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes. Dentro del propio marxismo existe una tensión entre la falsa conciencia y la ideología como un hecho que estructura las sociedades. La falsa conciencia de Marx derivaba de las falsas interpretaciones que las demás ideologías hacía sobre la realidad política. Es decir, todas las ideologías que no partieran del punto de vista marxista, se consideraban como falsas en su conciencia. La verdadera conciencia marxista se corresponde con que las organizaciones de las sociedades son resultado de las condiciones materiales que existen, de existencia. Estas condiciones materiales son las que determinan la conciencia de las relaciones sociales y políticas dentro de una sociedad. Y por lo tanto, es dentro de estas relaciones donde se encuadra el papel de unas clases dominantes sobre otras dominadas. En torno a las condiciones materiales de existencia.

Artículo también publicado en elnacional.com